sábado

Qué pasará si la crisis no viene

Qué pasará si la crisis es sistemática, si forma una parte de la sociedad moderna, si el capitalismo la emplea para producir grandes cantidades de capital. Qué pasará si nuestra sociedad sobrevivirá. Qué ocurre si el occidente no se rompe en próximos meses o pocos años.

Una guerra mundial - imprescindible para la recuperación del mercado global en un planeta habitada.
Unas hambrunas programadas - para que la gente se de cuenta que las semillas ya no pueden funcionar sin el permiso de una propiedad intelectual.
La vida política y la vida social y la vida laboral y la vida bancaria y la vida legítima y la vida de consumista y la vida de deportista y la vida cultural y la vida de tiempo libre y la vida se encontrarán en las mismas manos.
En las que dirigían hacia la guerra, en las que sembraban la soja transgenética, en las que elegían a nuestras autoridades, en las que tocaban las guitarras de nuestras estrellas, en las de Elena Isinbayeva, en las manos que cuentan más con números que con los humanos u otros animales.
Nadie tiene permitido plantar comida. Nadie puede gastar un cacho de madera al azar. Nadie puede tocar una vaca, la máquina es mucho más higiénica. Nadie puede pensar que pueda ser de otra manera.
Hay que mover con el dinero. Hacer dinero. De nada.
Todos deben cumplir su papel. Hay que salvar el sistema, es que es guay. Hazlo para tu pueblo, para tu patria, para la humanidad, que pueda volver a trabajar y gastar y sentirse segura bajo nuestra monitorización.
Los RFID chips llegarán bajo nuestra piel. Seguiremos creyendo que el dinero es algo real. Obedeceremos a los que nos dicen que el tiempo libre hay que merecerlo. Aquella selva nos sobrará. Los alimetos digitales hacia dentro y las mierdas radioactivas hacia el mar. Todos obligatoria mente ecológicos, lo virtual no produce residuos. Nos movemos por los túneles dónde ya no pasan los atascos.
Si el sistema no se descompone, estaremos muertos. Sin memoria y sin aire para respirar.

3 comentarios:

Santero Delcolmo dijo...

A un extremo y al otro del ovillo: supuestos.
Escudados tras mecanismos impersonales, sus estómagos rugen como enjaulados. Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.
Cuanto más alto trepa el monito, más se le ve el culo.
Caerá.

jg riobò dijo...

El sistema no muere, se reproduce hasta el infinito.
Sólo la destrucción del planeta pondrá fin a la raza humana.

Janeth dijo...

...Trabajada despiadadamente por un autómata que cree que el cumplimiento de un cruel deber es
un asunto de honor.