miércoles

CERN


El fin del mundo - la versión científica.
Atravesando los límites, lo más corriente en el siglo corriente, por eso la proliferación de los fines del mundo. Esta vez en el nombre de la razón, del conocimiento, de los principios del universo, los listos y ricos de nuestra sociedad están evocando al océano de Higgs.

Fundamental mente se trata de un tunel largo dentro del cuál corren dos cosas muy pequeñas para chocarse en gran velocidad para crear algo aún más pequeño que no se conoce pero se conocerá cuando lo aparecerá. Puede ser la partícula de Higgs, según algunos teóricos, puede ser alguna otra partícula, según otros teóricos, puede ser un agujero negro que comerá la tierra, según algunos teóricos, puede ser un strangelet según algunos teóricos, puede ser qualquier cosa que aún no se conoce, según algunos científicos. Todo eso es teoría, las matemáticas de los superordenadores, el LHC es la herramienta de su verificación, de su realización, es un escalón en el camino hacia los principios del principio para otros teóricos, es un laboratorio grande y peligroso, teórica mente.

El hecho que la Tierra no desaparició hoy a las 9:30 no significa que no pueda hacerlo en otro momento. Cada situación de choque es diferente y produce cosas pequeñas diferentes e imprevisibles. Por eso existe, esto es lo divertido, lo tecnológica mente dulce, como decía Oppenheimer.

3 comentarios:

jg riobò dijo...

El saber el origen de todo desde la nada, hace perder el sueño a los científicos y sus patrocinadores.
El riesgo es la desaparición, pero es minúsculo comparado con el poder.

1+0=8 dijo...

y si la desaparición es el descubrimiento de la nada, por qué son tan tontos que no entienden esto, qué es el poder que no te deja ver lo claro y simple

Santero Delcolmo dijo...

La autonomía de la ciencia, la hipermodernidad, ¿y las necesidades básicas?